¿Cuál es la primera imagen que se viene a la mente al escuchar “historia de Quito”? Seguramente muchos pensarán de inmediato en personajes ilustres y fechas de batallas distantes de nuestro tiempo, pero la historia que preserva el Museo de la Ciudad es diferente. En este espacio se cuenta la historia de la gente, se narra cómo ha ido cambiando la vida de quienes habitan en este territorio desde sus albores hasta el siglo XX.

A lo largo de las siete salas permanentes se puede ver la transformación por ejemplo, de la gastronomía, vestimenta y vivienda. Dentro de los procesos socioculturales que se abordan podemos considerar la organización social, los oficios a los que históricamente se han dedicado los quiteños y cómo han ido cambiando y las prácticas cotidianas, es así que podemos encontrar desde una carrosa del siglo XIX, hasta una réplica de un vagón del Trolebús.

No quedan por fuera los hitos históricos, como la batalla de Pichincha, pero se abordan desde otra mirada. Los mediadores que acompañan a los visitantes narran cómo vivió la gente esos momentos, se visibilizan hechos que son desconocidos para muchos, por ejemplo el rol de las mujeres en estos procesos.

Desde el 23 de julio de 1998, fecha en la que el Museo de la Ciudad abre sus puertas, se constituye como un espacio de encuentro para diálogo, la reflexión y el debate. El encuentro se vive en todos los procesos del Museo. Se propone el encuentro con artistas y pensadores que hallan este espacio como una vitrina para exponer sus propuestas en las salas de exposición temporales, por estas sala han pasado propuestas muy variadas como “Picasso en Quito: grabadosen la que se expusieron 59 obras del artista español Pablo Picasso, “Los desastres de la guerra de Goyaponiendo en escena la colección completa de grabados sobre esta temática del artista Francisco de Goya, “Quince travesías, en el Museo de la Ciudadpresentando los espacios de arte y cultura en los Centros de Desarrollo Comunitarios, entre tantos otros cuyas construcciones han sido resultado de procesos colectivos.

El aniversario 20 del Museo de la Ciudad es una ocasión para la reflexión sobre el rol de este espacio desde que se insertó como parte de la ciudad y su escena cultural hasta ahora, y establecer los nuevos retos de cara al futuro, manteniendo el compromiso permanente de aportar al desarrollo de las comunidades y a la revalorización de los patrimonios culturales vivos de Quito.